Becas para estudiantes de Traducción e Interpretación

Becas de movilidad para estudiantes de Traducción e Interpretación

Por Aurora C. Mena | 20 de diciembre de 2018

∎ Hace un par de meses, varios estudiantes me pidieron una entrada sobre becas para Traducción e Interpretación para estudiar en otras universidades, a fueran nacionales o extranjeras.  Algunos de ellos acababan de empezar la carrera y no sabían por dónde empezar; otros necesitaban orientación o incluso no sabían de la existencia de algunas de las becas que les mencionaba (y que encontraréis aquí). Así que por aquí os traigo la entrada prometida, aunque un poquito tarde por circunstancias externas.

Vamos a ello.

1. Erasmus

La beca de movilidad estudiantil por excelencia, no ya solo para el Grado en Traducción e Interpretación, sino para todos los disponibles en todos los ámbitos. Permite el intercambio de estudiantes entre universidades pertenecientes a la Unión Europea y concede una ayuda mensual que varía en función del país. Los estudiantes suelen optar por irse en su tercer año de carrera, pero también pueden hacerlo en cuarto… Y si estudias un grado en Filología o en Traducción e Interpretación, tienes la opción de irte en segundo curso. Para ello, debes solicitarla en tu primer año, y te tendrán en cuenta la nota de Selectividad.

Tienes más información sobre la ERASMUS, las ayudas que conceden, la documentación que debes tramitar, etc., en esta entrada de aquí.

2. Erasmus Prácticas

Una de las variantes de la ERASMUS, aunque quizás menos popular, es la de la ERASMUS Prácticas. Se basa en el mismo principio de la ERASMUS, pero como ya te imaginarás, concede plazas para realizar tus prácticas (curriculares o extracurriculares) en el extranjero. En este caso, suelen realizarse exclusivamente en el último año de carrera y existen dos modalidades: A y B.

Modalidad A: es el estudiante el que se encarga de contactar con la empresa que le interese y de llegar a un acuerdo con ella. Una vez ambas partes decidan que es viable hacer las prácticas, se firman una serie de documentos que proporciona la universidad para hacer que las prácticas sean oficiales. Como consejo, señalar que es necesario que el estudiante se asegure de que la empresa es de fiar y de que las prácticas consistirán en lo que se acordó en un principio (traducir o dar clase durante X número de horas).

Modalidad B: la universidad siempre dispone de una serie de acuerdos con empresas o universidades externas y abre un plazo de solicitud de las plazas que tenga disponibles. El estudiante las elige por orden de preferencia y la adjudicación depende de su nota media. En mi experiencia, estas plazas se centran sobre todo en puestos para dar clases como auxiliar de conversación o similares; si te convienen o no ya dependerá de hacia dónde tengas pensado orientar tu futuro profesional y de otros factores personales.

Elijas la modalidad que elijas, puedes solicitar las dos, es decir: optar a alguna de las plazas de la modalidad B y buscar mientras tanto una empresa por tu cuenta por si hay suerte antes de que cierren los plazos. En cualquier caso, empieza tu búsqueda con bastante antelación (antes incluso de que salga la convocatoria de la ERASMUS Prácticas): el tiempo vuela, y créeme, los plazos no son tan extensos como parece.

3. Atlanticus (Universidad Pablo de Olavide)

Si eres estudiante de la Universidad Pablo de Olavide, estás de suerte: tienes a tu disposición una beca privada en colaboración con el Banco Santander en la que se te ofrece una plaza para estudiar en EE. UU., Canadá o Australia. En algunas de ellas cubren la residencia, la matrícula, el seguro y hasta la manutención (yo, por ejemplo, solo pagué el avión y los gastos extra que tuviera aparte); en otras, te dan una ayuda de unos 3000 euros. Como experiencia, esta beca es un diez, pero no te voy a engañar: las plazas están contadas, y aunque recibas bastantes ayudas, no es barato.

En otras universidades de España suelen tener becas más o menos parecidas, pero depende mucho de cada una. Si no perteneces a la Pablo de Olavide y te interesa algo de este tipo, anímate a preguntar e investigar por tu universidad.

4. Sicue

Más movilidad, pero esta vez entre universidades del territorio nacional. Si en su día quisiste entrar a estudiar a una universidad en concreto y algo te lo impidió, o si simplemente te apetece cambiar de aires, con este programa tienes la oportunidad de pasar un año en cualquier universidad de España. Al ser territorio nacional, los trámites son bastante sencillos y no tienes que preocuparte por el tema de los seguros médicos y otros asuntos que sí se te piden al ir al extranjero.

En su momento se recibía una ayuda (la beca Séneca) para sufragar los gastos, pero ya hace un tiempo que no la ofrecen.

5. Auxiliar de conversación (mecd)

Puedes optar a esta beca si eres estudiante de último curso de Filología o Traducción e Interpretación o si tienes ya la titulación universitaria. En el año 2018 se ofertaron 823 plazas para auxiliares de conversación, aunque el número varía cada año. Las labores de auxiliar se llevarían a cabo en centros docentes de Alemania, Australia, Austria, Bélgica, Canadá, Estados Unidos, Federación de Rusia, Francia, Irlanda, Italia, Malta, Noruega, Nueva Zelanda, Reino Unido, Suecia y Suiza. Son 9 meses y, por supuesto, se trata de un trabajo remunerado (la cuantía depende del país. Puedes consultarla aquí).

6. Prácticas en el Parlamento Europeo (Becas Schuman)

Sí, has leído bien: el Parlamento Europeo ofrece becas para estudiantes de traducción o recién egresados. Se realizan en Luxemburgo, tienen una duración de tres meses (prorrogables a seis) y están remuneradas con una cuantía de más de 1200 euros. Puedes solicitarlas en junio para el período de octubre a febrero; y en noviembre para el período de marzo a julio. Tienes más información en esta entrada de InfoIdiomas.

Y hasta aquí por el momento. En otras entradas también pretendo haceros un listado de programas de prácticas.

¡Felices fiestas!

‣ SOBRE LA AUTORA

‣ SOBRE LA AUTORA

Estudiante de Traducción e Interpretación (FR/EN>ES) y Humanidades. Correctora. Residente en EE. UU. y Francia.

MÁS SOBRE MÍ

‣ SÍGUEME EN…
12 horas ago
Hoy mi día empieza con un examen suspenso, un fontanero picándome el baño, un electricista averiguando por qué no tengo luz, y un encargo en el email de una editorial para la que hice la prueba hace 3 meses. #Equilibrio
1 día ago
«If you need to look up more than one or two words per page, you're not a translator yet. You're still a trainee». Madre mía con el gurú de LinkedIn... 🤡

Pin It on Pinterest